Espectáculos

Sean Penn regresa a Cannes como director con su hija Dylan

Sean Penn regresa a Cannes como director con su hija Dylan

Cannes, Francia— Sean Penn ha estado una docena de veces en el Festival de Cine de Cannes, desde holgazaneando con Robert De Niro en 1984 hasta presidiendo el jurado.

Pero su última visita fue escabrosa. Su película de 2016 “The Last Face” (“Diré tu nombre”) fue acribillada por la crítica de tal manera que algunos cineastas se avergonzarían de volver.

Penn, sin embargo, no lo dudó. El sábado por la noche estrenó en Cannes su más reciente película, “Flag Day”, que también coprotagoniza.

Unas horas antes de recorrer la alfombra roja, el actor y cineasta se sentó cómodamente en el bar de un hotel, emocionado de estar de regreso. Es el festival más grande del mundo, dijo. “Todo el mundo sabe que es el juego mayor”.

Y es un juego que agradece. Cannes vale la pena, incluso si toma algunos tropiezos.

“He tenido extremos tan malos que es como, lo que sea”, dijo Penn. “La cuestión es que estoy seguro de que sé tanto o más de actuación que casi cualquiera de estos críticos. Y tengo mucha confianza en la interpretación que más me preocupa”, agrega señalando a donde está sentada su hija, Dylan Penn.

Dylan, de 30 años, es la estrella de “Flag Day”. Ya había incursionado en la actuación, pero este es fácilmente su papel más importante hasta la fecha. En la película, una adaptación del libro de memorias de Jennifer Vogel “Flim-Flam Man: The True Story of My Father’s Counterfeit Life” (2005), interpreta a Vogel, una periodista hija de un estafador y falsificador interpretado por Penn.

La confianza del padre no está fuera de lugar. Dylan es natural, serena y cautivadora. Ya parece una veterana, lo cual podría esperarse al ser la hija de Penn y Robin Wright. ¿Y los críticos? Variety dijo que la película “revela que Dylan Penn es una actriz importante”.

Pero durante mucho tiempo, Dylan nunca quiso ser el centro de atención.

“Mientras crecía, estar rodeada de actores y estar en un set era algo que realmente no me interesó en absoluto”, dijo Dylan. “Siempre pensé, y sigo pensando, que mi pasión radica en trabajar detrás de la cámara. Pero tan pronto como expresé mi deseo de hacer ese tipo de cosas, mis padres me dijeron por separado: ‘No serás una buena directora si no sabes lo que es estar en la piel de un actor’”.

Dylan da un paso adelante en la pantalla al mismo tiempo que su padre se retira. Penn, de 60 años, está filmando la serie “Watergate” de Sam Esmail para Starz, con Julia Roberts. Pero recientemente se ha alejado más de Hollywood. Le dedica más tiempo a Community Organized Relief Effort (CORE), la organización sin fines de lucro que creó después del terremoto de 2010 para ayudar a los haitianos. Haití está nuevamente en crisis tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse la semana pasada, una situación que Penn considera desgarradora.

“Esta gente ha trabajado tan duro para sacar a relucir a su país y este tipo de violencia terrible y cinismo — sean cuales sean mis sospechas sobre un motivo”, dijo. “Me alegro de que nuestro equipo esté sano y salvo por el momento, pero es horrible”.

Durante la pandemia, CORE ha montado sitios para pruebas de COVID y vacunación, incluyendo uno en el Dodger Stadium de Los Ángeles, y ha proporcionado millones de inyecciones. En el cine, Penn todavía tiene un par de papeles próximos que dice que prometió hacer años antes. ¿Más allá de eso?

“No lo sé. Me sorprendería mucho. No creo que haga una película sin saber si será una película. Y no creo que dirija algo que no sea una película a menos que sea teatro en Broadway”, dijo sonriendo. “Hay una forma más sencilla de decirlo: no me interesa dirigir para la pantalla chica”.

Penn está cada vez más en desacuerdo con las prioridades dominantes en Hollywood. Nunca ha hecho una película de franquicia. Se lamenta de las películas de Marvel y “cuánto espacio y tiempo han ocupado en las carreras de tantas personas talentosas”. Echa de menos el cine que no es “simplemente alboroto”.

También tiene problemas con la llamada “cultura de cancelación”. Argumentando que hoy no se le permitiría interpretar al ícono gay Harvey Milk, a quien dio vida en “Milk” de 2008, dijo recientemente que pronto sólo príncipes daneses podrán interpretar a Hamlet.

Pero su mayor queja sería el estreno de películas directamente en servicios de streaming. “La forma en que siempre lo he dicho: esa no es la chica de la que me enamoré”, dijo Penn.

MGM estrenará “Flag Day” en cines el 20 de agosto y Penn se considera “afortunado de tener una película que será una película”. Pero le tomó años llegar ahí. Dylan leyó el libro a los 15 años, cuando su padre lo eligió para adaptarlo. A eso siguieron muchas iteraciones posibles (Penn no planeaba dirigir inicialmente), pero la perspectiva de hacer la película con Dylan era atractiva.

“Siempre pensé que, si ella quería hacerlo, la alentaría”, dijo Penn.

Para Dylan, la relación padre-hija en “Flag Day” — Jennifer intenta ayudar y estabilizar a su padre estafador, pero también hereda algunos de sus hábitos más destructivos — es un reflejo a medias su propio vínculo.

“Ella siempre se esforzó por tener una relación realmente honesta y transparente con su padre, algo que nunca consiguió a cambio”, dijo Dylan Penn. “Yo traté de tener eso con mi papá y sí lo obtuve”.

“Esto nos acercó más que nunca”, agregó. “Por supuesto, hubo momentos en los que respondí o tuve una actitud, pero pensaba: ‘No puedes. Este es tu jefe. Esto es trabajo. Este no es tu padre en este momento’”.

Dylan reconoce que la experiencia fue tan satisfactoria que le gustaría seguir actuando. Siente que su papá puede estar “pasando la antorcha un poco”, dijo. Hopper Jack Penn, su hermano menor, también actúa en la cinta. El resto del elenco, que incluye a Josh Brolin y Regina King, es más veterano. Las canciones originales de Cat Power, Eddie Vedder y Glen Hansard contribuyen a la banda sonora.

Pero las escenas más vibrantes de “Flag Day” son aquellas entre Dylan y su padre.

“Dylan es, y puedo decir esto en partes iguales por lo que siento por ella como persona y como actriz, tan poco convencional como parece”, dijo Penn. “Es una gran cualidad con la que jugar”.

Deja un comentario