Internacional

Biden responde al ciberataque ruso con una llamada a Putin

David Alandete

Corresponsal en Washington
Actualizado:09/07/2021 20:29h

Guardar

Joe Biden llamo finalmente este viernes a su homólogo ruso para exigirle que tome medidas urgentes contra los ataques de chantaje cibernético que han afectado gravemente a la industria y el comercio de Estados Unidos. Ambos mandatarios se vieron en Suiza el mes pasado, y allí
Biden ya le marc√≥ una l√≠nea roja a Vlad√≠mir Putin: no permitir√≠a m√°s golpes de ‘hackers’ radicados en Rusia contra empresas o instituciones estadounidenses. El Kremlin deb√≠a tomar medidas para hacer pagar a esos delincuentes, dijo Biden.

Pero la semana pasada otra empresa, esta de software y radicada en Miami, fue infiltrada, y los atacantes piden 70 millones de d√≥lares para liberarla. Se han visto afectados 1.500 negocios que emplean esa tecnolog√≠a en todo el mundo. Seg√ļn varios investigadores en EE.UU., el responsable es el grupo de delincuentes ruso REvil.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo este viernes en su conferencia de prensa diaria que la llamada entre ambos mandatarios dur√≥ una hora, y que la parte central de la conversaci√≥n fue la necesidad de una respuesta a esos ciberataques. Antes, Psaki hab√≠a dicho que un grupo de negociadores de ambos pa√≠ses se reunir√°n la semana entrante para acercar posturas. ¬ęSi el Gobierno ruso no puede o no quiere tomar medidas contra los delincuentes que operan en Rusia, nosotros lo haremos, o al menos nos reservamos el derecho de tomar medidas a solas¬Ľ, advirti√≥ la portavoz.

‘Ransomware’

En ingl√©s a estos ataques se les conoce como ‘ransomware’, es decir, que un programa tome el control del sistema o dispositivo al que infecta y pida un rescate para devolver el control a su due√Īo. Seg√ļn dijo este viernes la Casa Blanca, el presidente Biden ¬ęsubray√≥ la necesidad de que Rusia tome medidas para desarmar los grupos de ‘ransomware’ que operan en Rusia y enfatiz√≥ que est√° comprometido con la participaci√≥n continua en la amenaza m√°s amplia que representa el ‘ransomware’. El presidente Biden reiter√≥ que EE.UU. tomar√° cualquier acci√≥n necesaria para defender a su poblaci√≥n y la infraestructura esencial frente a este desaf√≠o continuo¬Ľ.

Una semana ha tardado la Casa Blanca en responder, tras ofrecer evasivas a la prensa. En sus pocos comentarios al respecto, el presidente ha dicho desde que se produjera este √ļltimo ataque que necesitaba tener toda la informaci√≥n antes de reaccionar. Finalmente, ha llamado a Putin este viernes. La respuesta habitual de Putin ante estas quejas suele ser que se trata de delincuentes comunes sin contacto con el r√©gimen ruso y que adem√°s no hay pruebas fehacientes de que est√©n radicados dentro de territorio ruso.

Antes, los ‘hackers’ interrumpieron el suministro de carne y de gasolina en partes de EE.UU. con ataques similares. El √ļltimo ataque se produce contra la firma de software Kaseya, radicada en Miami, y que ofrece servicios digitales a negocios de todo el mundo.

En privado, la Casa Blanca ha dicho que el gobierno federal est√° ayudando a las empresas a reforzar su ciberseguridad, que ha colocado trabas en las v√≠as financieras para cobrarse ese chantaje y que incluso el mes pasado recuper√≥ la mayor parte de un pago multimillonario realizado a los delincuente rusos por una empresa de gasoductos. Por aquel ataque, los ‘hackers’ pidieron a la empresa Colonial Pipeline m√°s de cuatro millones, una cantidad √≠nfima comparada con los 70 millones de ahora.

Lo cierto es que EE.UU. carece de pruebas de que esos ‘hackers’ est√©n apoyados por el gobierno ruso. Como mucho, lo √ļnico patente en este momento es que el Kremlin hace la vista gorda ante los chantajes, como la ha hecho con otro tipo de fraude digital que se planea y perpetra desde dentro de sus fronteras.

Biden tiene varios frentes abiertos con Rusia. El primero, el de la persecución de los opositores a Putin. Tras el envenenamiento de Alexei Navalni, el hoy presidente norteamericano
lleg√≥ a calificar al mandatario ruso de asesino en una entrevista de televisi√≥n. Aquello provoc√≥ que el Kremlin llamara a consultas a su embajador en Washington. S√≥lo se volvi√≥ a cierta normalidad despu√©s de la reuni√≥n de ambos presidentes en Suiza. Despu√©s est√°n las campa√Īas de injerencia electoral de Rusia tanto en las elecciones presidenciales de 2020 como en las de 2016, por las que Biden tambi√©n prometi√≥ represalias.

Ver los
comentarios

Deja un comentario