Internacional

Estados Unidos y los 92 países que recibirán sus vacunas donadas: por qué Argentina no figura

Estados Unidos y los 92 países que recibirán sus vacunas donadas: por qué Argentina no figura

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden detalló este jueves el plan para donar 500 millones de vacunas de coronavirus a países que las necesiten y le pedirá a los líderes del G7, con los que se reunirá desde mañana, hacer lo mismo. En ese contexto, la Casa Blanca emitió un comunicado en el que informó oficialmente los 92 países de ingresos bajos y medios, y la Unión Africana, que recibirán las vacunas de Pfizer bajo la iniciativa COVAX.

En la nómina no se encuentra Argentina y entre aquellas naciones de ingresos bajos, se destacan: Afganistán, Benín, Burkina Faso, Burundi, República Centroafricana, Chad, Congo, Rep. Dem. Eritrea, Etiopía, Gambia, Guinea, Guinea-Bissau, Haití, Corea, Rep. Dem. Popular, Liberia, Madagascar, Malawi, Malí, Mozambique, Nepal, Níger, Ruanda, Sierra Leona, Somalia, Sudán del Sur, República Árabe Siria, Tayikistán, Tanzania, Togo, Uganda, Yemen, República Dominicana.

De ingresos medios están Angola, Argelia, Bangladesh, Bután, Bolivia, Cabo Verde, Camboya, Camerún, Comoras, Congo, Rep. Côte d’Ivoire, Yibuti, Egipto, Rep. Árabe, El Salvador, Eswatini, Ghana, Honduras, India, Indonesia, Kenia, Kiribati, Rep. Kirguisa, Rep. Democrática Popular Lao, Lesoto, Mauritania, Micronesia, Rep. Fed. Sts., Moldavia, Mongolia, Marruecos, Myanmar, Nicaragua, Nigeria, Pakistán, Papúa Nueva Guinea, Filipinas, Santo Tomé y Príncipe y Senegal.

¿Cuánto vale la verdad?

Tu apoyo es fundamental

También se encuentran Islas Salomón, Sri Lanka, Sudán, Timor-Leste, Túnez, Ucrania, Uzbekistán, Vanuatu, Vietnam, Cisjordania, Gaza, Zambia, Zimbabwe, Dominica, Fiyi, Granada, Guyana, Kosovo, Maldivas, Islas Marshall, Samoa, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Tonga y Tuvalu. Biden busca demostrar que “Estados Unidos está de vuelta” en el escenario internacional tras la conflictiva presidencia de Donald Trump.

Por esta razón, asistió a la cumbre de tres días del G7 que se lleva a cabo en Cornualles, Inglaterra, donde la pandemia estará entre las prioridades. En vísperas del encuentro, el presidente de estados unidos anunciará que su país comprará y donará 500 millones de dosis de la vacuna contra la COVID-19, además de los 80 millones que ya prometió repartir para fin de este mes, tal y como ya informó la Casa Blanca.

Washington ha sido objeto de fuertes críticas en los últimos meses por demorarse en compartir sus vacunas con el resto del mundo, pese a la creciente desigualdad en la distribución mundial y a la decreciente demanda de vacunas en Estados Unidos. Para callar estos reproches, Biden busca retomar la iniciativa ahora que casi el 64% de los adultos estadounidenses recibió al menos una dosis.

Cabe destacar que Estados Unidos comenzó a superar más de 15 meses prolongados del peor brote de coronavirus en el mundo, con más de 600.000 muertos. “Tenemos que terminar con la Covid-19, no solo en casa -que ya lo estamos haciendo- sino en todas partes”, dijo anoche Biden en una base militar estadounidense en el sureste de Inglaterra, en su primera escala de su gira de ocho días por tres países.

Y agregó: “El esfuerzo requiere una acción coordinada y multilateral. No hay muro suficientemente alto para mantenernos a salvo de esta pandemia o de la próxima amenaza biológica que enfrentemos, y habrá otras. Al confirmar el anuncio de Biden, La Casa Blanca dijo que esas vacunas se distribuirán “a 92 países” desfavorecidos a través del sistema Covax, creado para garantizar una distribución equitativa de las vacunas en todo el mundo.

A través de un comunicado oficial, desde Washington advirtieron que el objetivo de la donación “es salvar vidas y acabar con la pandemia: “Sentará las bases para otras acciones que se anunciarán en los próximos días”. Si bien la Argentina había iniciado gestiones para recibir vacunas de AstraZeneca, Moderna y Johnson & Johnson de parte de Estados Unidos, en mayo de este año, desde el país del norte pusieron en duda este envío.

Sucede que Moderna y Johnson & Johnson -que requieren de una sola dosis- no fueron aprobadas en el país. Mientras que Pfizer, si bien está aprobada, no pueden ingresar a nuestro país por problemas de responsabilidad contractual. Gayle Smith, coordinadora de la respuesta global al COVID del Departamento de Estado de EEUU, aclaró que es necesario que los países cuenten con la regulación y la aprobación de las vacunas para recibir la donación.

De esta manera, las vacunas comenzarán a enviarse en agosto y habrá 200 millones de dosis entregadas para fin de año. Los otros 300 millones se entregarán hasta junio de 2022, dijo la Casa Blanca en un comunicado. Todas estas dosis se producirán en fábricas estadounidenses, mientras que el gobierno de Biden “ya le dio a Covax 2.000 millones de dólares” para la producción y distribución de vacunas, recordaron desde la Casa Blanca.

Estados Unidos había anunciado hasta ahora que donaría 80 millones de dosis de vacunas anticovid a países extranjeros hasta finales de junio: 60 millones de AstraZeneca y el resto es una combinación de vacunas de Johnson & Johnson, Moderna y Pfizer. A principios de este mes, Washington dijo que el 75% de esos 80 millones de dosis se distribuirían a través del Covax. El 25% restante está destinado a países que enfrentan brotes de la epidemia o socios de Estados Unidos.

En su discurso, Biden también planea llamar a a los líderes del G7 y a otros países a que se sumen a este esfuerzo proporcionando dosis. Covax no está funcionando a plena capacidad, porque los países ricos han acaparado las existencias de vacunas. Al 4 de junio, el dispositivo había hecho llegar algo más de 80 millones de dosis a 129 países y territorios, mucho menos de lo esperado.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, sostuvo: “Necesitamos 250 millones de dosis adicionales para septiembre, y 100 millones de dosis sólo en junio y julio. Este fin de semana, los líderes de los países del G7 se reunirán para su cumbre anual. Estas siete naciones tienen poder como para alcanzar esos objetivos”.

Deja un comentario