Deportes

Un segundo separa a Byanca Rodríguez de Tokio

Un segundo separa a Byanca Rodríguez de Tokio

Arnoldo Gaytán / El Diario

viernes, 04 junio 2021 | 06:00

Por tercera ocasión, la sirena chihuahuense Byanca Melissa Rodríguez se quedó a un segundo de dar la marca olímpica en Europa y ya sólo le restará una última oportunidad este fin de semana en Barcelona, España.

En la segunda de tres giras del tour ‘Mare Nostrum’ de natación, en Canet, Francia, Byanca obtuvo, además de seguir muy cerca de su objetivo, su tercera medalla de plata, en la prueba de los 100 metros pecho con un tiempo de un minuto y ocho segundos y a nada de la marca A de 1:07 exigida para calificar a los próximos Juegos Olímpicos de Tokio, Japón.

En lo que corresponde a la prueba de los 200 metros Pecho, a Melissa no le fue nada bien en aguas francesas y acabó en la quinta posición con un tiempo muy arriba de su mejor marca (2:28.43), y prácticamente a tres segundos de la marca olímpica.

El pasado fin de semana, la chihuahuense se había quedado a un segundo de su boleto olímpico en ambas pruebas, de los 100 y 200 metros Pecho, consiguiendo par de medallas de plata al abrir este serial del mar mediterráneo en Montecarlo, Principado de Mónaco.

La capitalina de 26 años, en el 2019 en California, Estados Unidos realizó su mejor marca personal, quedándose a únicamente dos centésimas de segundo de la marca A olímpica al lograr detener el cronómetro en 2:25.54 minutos.

El ‘Mare Nostrum’ es una serie de encuentros de natación, con tres citas que se dan alrededor del mar mediterráneo de manera anual y esta trigésimo octava edición europea reúne a atletas de varias partes del mundo que buscan de último momento su pase a Tokio este verano.

Cabe mencionar que Byanca es la mexicana en todas las especialidades de la natación más cercana a la marca A, por lo que ella es la primera en la lista por México en marcas B, que por ahora son sólo de invitación.

Su cita en Barcelona, España para este fin de semana marcará para Rodríguez Villanueva el cierre de su tercer ciclo y 12 años de perseguir el sueño olímpico.

Deja un comentario