Nación

Empresarios, entre café virtual y consejos sobre responsabilidad social

Empresarios, entre café virtual y consejos sobre responsabilidad social

Los empresarios desean contribuir a un país mejor

Con puntualidad inglesa, a las seis de la tarde del tercer jueves de cada mes, de sesenta a setenta de los empresarios más importantes del país se reúnen de manera virtual para charlar en un ambiente distendido, en un “café entre amigos”, sobre cómo hacer verdaderos los valores de la responsabilidad social en beneficio de sus empleados, sus clientes y sus procesos productivos

La intención es escuchar el testimonio de quienes se están atreviendo a implementar acciones que pueden cambiar la vida de millones de familias. “Queremos aterrizar el compromiso de los empresarios con su dimensión social”, explicó el moderador, Enoch Castellanos Férez, presidente nacional de Canacintra.

Iniciativas

En el “Café entre amigos” se aborda cada mes un tema en particular. En abril hablaron de un acuerdo para aumentar el ingreso mínimo de los trabajadores y anteayer del impacto benéfico del pronto pago a sus micro y pequeños proveedores.

La dinámica es simple: un participante expone la propuesta del día, expertos opinan sobre los puntos más destacados y el conversatorio se abre todo aquel que tenga algo que comentar.

“Nuestro objetivo es construir sobre las reflexiones y predicar con el ejemplo, para que cada vez más empresas se sumen a las iniciativas”, indicó el moderador.

Para alguien ajeno al entorno, resulta extraño oír a los capitanes de grandes empresas hablar de términos como “responsabilidad y compromiso con la comunidad”, escucharlos decir que se han convencido de que su finalidad no solamente es ganar dinero sino que tienen una misión social: deben contribuir a un mundo mejor.

De gran impacto

En esta ocasión, la propuesta de reducir el plazo de pago a los micro y pequeños proveedores, que ya aplica en su empresa, fue presentada por José Arturo Zapata Guízar, presidente ejecutivo de Corporación Zapata y miembro del consejo directivo del Tecnológico de Monterrey.

Un análisis entre más de 20 corporaciones arrojó que el 50% de sus proveedores representa del 96 al 99% de sus compras totales. Es decir, las adquisiciones a la otra mitad rondan entre el 1 y el 4%. “O sea, reducir el plazo de pago tiene un impacto real imperceptible en nuestra liquidez, pero una transformación completa en la de ellos”.

Cárdenas Zaragoza coincidió con lo expuesto y tras enfatizar que no se trata sólo de aparentar, sino de adoptar compromisos que signifiquen verdaderos avances para construir una sociedad mejor, compartió que en sus empresas también se implementó la práctica del pronto pago “con resultados positivos para todos”.

El presidente de USEM, organización gestora de los encuentros, comentó que de su padrón de proveedores tomó al 50% de los más pequeños para otorgarles el beneficio.

Valor imprescindible

A juicio de Castellanos Férez, demostrar que es viable la iniciativa pone de manifiesto “un valor que debería ser común hoy más que nunca: la solidaridad”.

“Y no hay mejor momento para poner en práctica la solidaridad —que es la ‘adhesión o apoyo incondicional a causas o intereses ajenos, especialmente en situaciones comprometidas o difíciles’— que en medio de esta crisis sanitaria, económica y social. Si logramos generalizar esta práctica, podremos generar un enorme efecto positivo en la sociedad”.

“Esta medida no solamente es una inversión para apoyar a los proveedores, sino es una acción que tiene un impacto en la sustentabilidad de la empresa a largo plazo”, apuntó Pilar Parás, presidenta del consejo directivo del Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi).

Para Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, la propuesta del día “pragmatiza” temas de la agenda empresarial a los que ha faltado una ejecución adecuada. “Este ejemplo seguramente tendrá repercusión en la orientación del empresariado mexicano hacia el compromiso social”.

Es fundamental apoyar el proceso de financiamiento de las pymes y micropymes, sujetas a altísimas tasas de interés e incluso recurren a sistemas fuera de la banca organizada, pues viven al día y se quedan sin recursos para innovación y crecimiento.

Y todo esto pese a su importancia capital para la economía del país, continuó el presidente del CCE. “Sabemos que son las principales promotoras del empleo, que son las que generan el mayor porcentaje de Producto Interno Bruto y que por su número son las que representan el mayor monto de inversión total del país”.

“Queremos demostrar con hechos la dimensión social de los empresarios mexicanos. Es urgente que nos movamos, que mostremos con el ejemplo que esta medida es viable y en beneficio de todos los empresarios y de todo el país”, subrayó. “Más allá de toda ideología política, lo que se busca es tener empresas más sólidas, crear más fuentes de empleo y ayudar al país a salir adelante”.— D.Y.

USEM/ ”Café entre amigos”

La reunión virtual de empresarios de todo el país se realiza una vez al mes.

Inspiración

“Café entre amigos” es organizado por la USEM y cuenta con la participación de los presidentes nacionales del Consejo Coordinador Empresarial, Coparmex, Canacintra, Consejo de la Comunicación y Cemefi (Centro Mexicano para la Filantropía).

Responsabilidad social

El objetivo es entablar una conversación entre amigos sobre la necesidad de establecer en las empresas aquellas buenas prácticas que hacen sentido para la formación de un México mejor, explica Eugenio Cárdenas, presidente nacional de USEM.

Deja un comentario