Nación

5 de mayo: ¿por qúe se celebra la Batalla de Puebla?

5 de mayo: ¿por qúe se celebra la Batalla de Puebla?


El 5 de mayo es un día celebrado en México y por la comunidad mexicana en Estados Unidos, el cual recuerda la Batalla de Puebla en 1862.

Aunque no es un día festivo de descanso oficial en México, sí es feriado para los estudiantes. Pero, ¿por qúe se celebra la Batalla de Puebla? Conoce este y otros puntos claves de esta fecha.

Las causas de la Batalla de Puebla

Al finalizar la Guerra de Reforma, en 1861, el gobierno entonces presidente Benito Juárez estaba en quiebra y no podía pagar la deuda externa del país. 

Los acreedores de Francia, España e Inglaterra amenazaron con intervenir y mandar tropas a México, pero desistieron tras un acuerdo llamado los tratados de La Soledad.

Sin embargo, Francia no respetó el acuerdo y mandó al ejército a invadir México para instaurar una monarquía.

La primera batalla entre tropas mexicanas y francesas fue el 28 de abril de 1862 en Acultzingo, Veracruz.

La Batalla de Puebla del 5 de mayo de 1862

La ya célebre Batalla de Puebla ocurrió el 5 de mayo de 1862, cuando el ejército francés intentó tomar la ciudad, sin conseguirlo.

El general Ignacio Zaragoza lideró a las tropas nacionales y contó con el apoyo indígenas de la región. 

Varios generales liberales participaron en la lucha, como Porfirio Díaz. También Miguel Negrete, Felipe Berriozábal, Antonio Álvarez y Félix Díaz.

Los franceses, dirigidos por el general Charles Ferdinand Latrille, conde de Lorencez, se concentraron en atacar el fuerte de Guadalupe. A pesar de la superioridad en armas de los europeos, los mexicanos lograron detenerlos en tres ocasiones, hasta que el ejército francés se retiró.

México ganó la batalla.

¿Por qué la Batalla de Puebla se considera una gran victoria?

En esa época, el ejército francés era el más poderoso del mundo y no había sido derrotado en batalla en alrededor de medio siglo. 

México obtuvo una gran victoria a pesar de que sus tropas estaban mal armadas y contaban con un general improvisado.

La victoria también celebra la unidad del pueblo mexicano para defenderse de la intervención extranjera.

Puebla perdió otra batalla

En marzo de 1863, el mariscal Forey dirigió al ejército francés y sitió Puebla durante 62 días. 

Ante la falta de municiones y sin poder conseguir víveres, Puebla se rindió.

IM
 

Deja un comentario