Internacional

Revelan que Pompeo cometió violaciones éticas como secretario de Estado de EE.UU

Revelan que Pompeo cometió violaciones éticas como secretario de Estado de EE.UU

El ex secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y su esposa violaron las reglas de ética al pedir más de 100 favores personales a los empleados del Departamento de Estado que eran financiados con dinero de los contribuyentes, según el informe de un organismo de control del gobierno.

La denuncia sobre las violaciones éticas de Pompeo ya habían sido señaladas en 2020 a la Oficina del Inspector General (OIG) del Departamento de Estado, pero el entonces presidente Donald Trump lo despidió por sugerencia de Pompeo poco después de que empezara a revisar las quejas.

Según pudo saber La Verdad Noticias a través de medios estadounidenses, Pompeo y su esposa, Susan, pidieron a una persona designada por motivos políticos y a otros empleados de su oficina que llevaran a cabo tareas como “recoger artículos personales, planificar eventos no relacionados con la misión del Departamento y realizar asuntos personales como el cuidado de mascotas y el envío de tarjetas de Navidad personales”.

El informe señala que Susan Pompeo pedía a empleados que compraran regalos para sus amigos personales.

El informe detalla otros incidentes, como la solicitud de Susan Pompeo para que un asistente le agendara citas en la peluquería en al menos dos ocasiones, o cuando el hijo de los Pompeo recibió una habitación de hotel con un descuento para el que sólo eran elegibles los empleados del gobierno.

En varias ocasiones, los Pompeo le pidieron a un empleado con el título de asesor principal que cuidara a su perro, lo que incluía sacar a la mascota a pasear. También encargaron a los empleados más de 30 veces que hicieran reservas personales en restaurantes, incluyendo una comida dominical en una sucursal de la cadena Cheescake Factory.

Pompeo reacciona a acusaciones

Aunque la OIG no ha recomendado ninguna acción contra Pompeo, el ex funcionario se defendió diciendo que el informe contenía montones de errores fácticos y que estaba siendo señalado con fines políticos.

“En ningún momento yo, o mi esposa Susan, hicimos un mal uso del dinero de los contribuyentes o violé reglas o normas éticas”, dijo Pompeo en un comunicado. “Nuestras acciones fueron revisadas constantemente por decenas de abogados, hicimos esfuerzos masivos y cumplimos con todos los requisitos”, dijo.

El inspector general dijo que las solicitudes de Mike Pompeo y su esposa “eran inconsistentes con las reglas de ética del Departamento y las Normas de Conducta Ética para los Empleados del Poder Ejecutivo”.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.

Deja un comentario