Internacional

Se lía en Europa: Draghi califica de “dictador” a Erdogan tras el desplante machista a Von der Leyen

Se lía en Europa: Draghi califica de "dictador" a Erdogan tras el desplante machista a Von der Leyen

Tenemos lío diplomático en Europa después de que el primer ministro italiano, Mario Draghi, por su cuenta, haya califica de “dictador” al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, tras el desplante machista a Von der Leyen de esta semana.

A la vista de que la Unión Europea no se atrevía a hacer una condena pública y contundente contra Turquía por el menosprecio sexista a la presidenta de la Comisión Europea en un acto en ese país euroasiático, Draghi se tomó la ‘justicia’ por su cuenta y ha provocado ahora un incidente diplomático entre 2 socios condenados a entenderse: la UE y Turquía.

Draghi arremetió contra Erdogan llamándole “dictador” tras el asunto que ahora se conoce ya como ‘Sofagate‘ o ‘caso del Sofá’, porque en la visita oficial de los 2 más altos mandos de la UE, la presidenta de la Comisión, Von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel, Turquía no facilitó 2 sillas a esta autoridades europeas, sino sólo una, para el hombre, y a ella la hicieron sentarse a unos metros, en un sofá.

Von der Leyen, desaparecida e iracunda

Dicen varias fuentes de Bruselas que Von der Leyen sigue desaparecida desde el incidente y que medita cómo responder, y mientras no coge el teléfono a nadie. Pidió explicaciones a Turquía, que se limitó a dar una mala excusa protocolaria, y el belga Michel no dio una respuesta convincente la noche del jueves en una entrevista en su país.

Con todos más que enfadados, quien da el paso es Turquía, que ha convocado al embajador italiano a consultas tras la “inaceptable retórica populista” de Draghi contra Erdogan. El país que funciona como puerta de Europa desde Asia exige que “estas feas y descaradas afirmaciones sean retiradas inmediatamente“.

Y es que Draghi no se mordió la lengua cuando en Italia fue preguntado por la prensa sobre el desaire machista a Von der Leyen, contestando que fue “una conducta inapropiada del presidente turco” y que le supo “muy mal por la humillación”. Y de ahí fue a más tras calentarse: “Llamémosles por lo que son, dictadores, con los que uno necesita colaborar”.

Éste es el vídeo del incidente:

Deja un comentario