Nación

Amnistía Internacional: En México son letra muerta los derechos humanos

Amnistía Internacional: En México son letra muerta los derechos humanos

México sigue inmerso en una gran crisis de derechos humanos de la que no logró recuperarse en 2020 a pesar del discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien asegura que en su Administración estos son respetados, dijo ayer a EFE Érika Guevara, directora para las Américas de Amnistía Internacional (AI).

“México continúa atravesando una de las peores crisis en materia de derechos humanos en todo el hemisferio. En 2020 continúa siendo el país más peligroso para el periodismo, y ocupa uno de los primeros lugares en los países más peligrosos para las personas defensoras de derechos humanos”, explicó la experta.

El informe anual de Amnistía, presentado ayer miércoles, expone la situación de los derechos humanos de 21 países del continente americano, entre los que se encuentra México. Además, incluye un análisis final de las tendencias y de los temas de mayor impacto, en este caso recogiendo la situación de 2020 y de lo que va de 2021.

De acuerdo con Érika Guevara, el análisis de AI concluyó que las referencias del Presidente al fin de la corrupción, la impunidad y el incumplimiento de los derechos humanos no están traduciéndose en un México pacificado, contribuyendo a ello “la militarización”.

“Vemos todo lo contrario. Se ha ido consolidado la política militarizada en respuesta a la seguridad pública. La Guardia Nacional sigue asumiendo funciones de seguridad pública. Vemos ahora incluso que ha sido desplegada a las fronteras para control migratorio, violentando derechos humanos de las personas”, sentenció la entrevistada.

La Guardia Nacional, como se sabe, es un organismo creado hace casi dos años y conformado por militares, marinos y policías.

AI denunció en su informe violaciones graves a los derechos humanos, como desapariciones forzadas, uso excesivo de la fuerza, ejecuciones extrajudiciales, actos de tortura y respuesta desproporcionada de las autoridades, entre otros.

Además, la mayor parte de ataques no fueron investigados debidamente y permanecen en la impunidad, advirtió la ONG.

Por otro lado, al igual que al resto de países analizados en el informe, la pandemia ha exacerbado los problemas existentes en México, más allá de los 205,002 decesos y 2.256,380 contagios.

México fue el país más mortífero del mundo para periodistas, con 9 homicidios en 2020, según el Comité para la Protección de los Periodistas. Además, en el país hay oficialmente más de 84,000 personas desaparecidas.

Otro de los temas centrales del informe es la migración, otro tema candente durante 2020 en el que México tuvo mucho que ver. Con el pretexto de aplicar medidas de salud pública, Estados Unidos detuvo y deportó a casi todas las personas solicitantes de asilo en su frontera con México. Las autoridades expulsaron a más de medio millón de migrantes y solicitantes de asilo de marzo de 2020 a febrero de 2021.

Asimismo, la violencia de género también se intensificó en el país, principalmente en el ámbito familiar y derivada de las propias medidas de confinamiento. “Continúa el aumento en número de feminicidios y eso sigue siendo una grave deuda que tiene el estado mexicano con las mujeres”, sentenció Érika Guevara.

Según recuentos de asociaciones civiles, en el país son asesinadas más de 10 mujeres cada día. Datos oficiales recogieron en 2020 un total de 967 feminicidios.

ONUPreocupa la militarización del país

La ONU manifestó ayer su preocupación por la creciente militarización en México.

Entrenamiento diferente

Guillermo Fernández-Maldonado, representante de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Nacionas Unidas (ONU-DH) en el país, dijo que existen riesgos al asignar labores de seguridad pública a integrantes del Ejército, que cuentan con un entrenamiento diferente al de una corporación policial de carácter civil.

Derechos en riesgo

“Estamos hablando de cuerpos diferentes entrenados para situaciones diferentes e incluso las órdenes operativas, el tipo de armamento corresponden a situaciones de conflicto armado o de guerra. A esto se suma el riesgo de violaciones a los derechos humanos al conferir labores policiales a fuerzas castrenses”, expresó a The Associated Press.

Deja un comentario