Nación

Presionan a médicos mexicanos para estudiar en Cuba

Presionan a médicos mexicanos para estudiar en Cuba

Médicos residentes cuentan con sólo 9 días para que las autoridades de Salud les otorguen una plaza que les corresponde por aprobar el Examen Nacional de Residencias Médicas (Enarm), o perderán su lugar en caso de rechazar una beca a Cuba, única opción que se les ha ofrecido.

El 19 de febrero vence la vigencia de la constancia de aprobación del examen, después de ese periodo, ya no será válido su aprobación del examen en noviembre pasado, como lo confirmó este martes el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

“Son libres de declinar y si quieren una plaza, una especialidad médica en México, el próximo año podrán volver a concursar”, respondió a pregunta de La Razón en conferencia de prensa.

Desde hace varias semanas, los médicos han enviado oficios a la Secretaría de Salud para llegar a una solución, pero las respuestas han sido negativas. En un oficio fechado el 15 de enero al que este diario tuvo acceso, la dependencia respondió a los médicos aceptados en Medicina Física y Rehabilitación, que su única opción era estudiar en el extranjero.

Son libres de declinar y si quieren una plaza, una especialidad médica en México, el próximo año podrán volver a concursar.- Hugo López-Gatell, Subsecretario de Salud.

“No existen suficientes sedes formadoras y la capacidad de las mismas para formarlos depende de la infraestructura tanto física como académica, es por ello que ante la necesidad de contar con más médicos tal como lo indicó el C. Presidente de la República, que en caso de no contar con capacidad para formar a los médicos en el país se recurrirá a establecer convenios en el extranjero”, dice el documento.

Ejemplo de esto, es Ana, quien presentó tres veces el Enarm, hasta que en 2020 por fin fue aceptada en la especialidad de Anatomía Patológica, sin embargo, concursó para una plaza en México.

La médico, quien pidió cambiar su nombre, comentó a este rotativo que no puede viajar a La Isla porque tiene un hijo de dos años. “Mi esposo está aquí, mi familia está aquí, yo no me podría ir y sacrificar que mi hijo no vea a su papá”, relató con voz entrecortada por el llanto frente a Palacio Nacional.

Por cada examen ha tenido que pagar tres mil pesos, es decir, nueve mil pesos en total por sus tres intentos, tres años que se dedicó a estudiar para la evaluación en la que aplican más de 50 mil profesionistas al año.

Este diario publicó en su edición del 5 de febrero que hay mil médicos en peligro de perder el lugar que ganaron en el examen porque no hay suficientes en el país. Por este motivo 13 profesionales ya interpusieron un amparo colectivo y otros dos recursos legales están en proceso.

Por su parte Valeria, quien también hizo examen, aclaró que no viajar a Cuba no es un capricho, sino que no tiene recursos, pues trabaja en una farmacia donde gana 45 pesos por consulta, además de que es el sostén económico de su familia.

“Tengo una hija de 10 años y soy mamá soltera. Vivo con mi mamá y con ella, es una persona de la tercera edad”, manifestó la médico que pidió usar otro nombre para dar su testimonio.

Deja un comentario