Parral

Pandemia pone en desventaja a estudiantes de la sierra

Pandemia pone en desventaja a estudiantes de la sierra

Cd. Cuauht√©moc, Chih.- 68 jovencitos de entre 11 y 18 a√Īos que viven en comunidades serranas de Carich√≠ no pueden regresar al albergue donde viv√≠an de lunes a viernes para poder asistir a la Secundaria T√©cnica n√ļmero 22.

Si te gusta estar informado, suscr√≠bete a nuestro NEWSLETTER y recibe todas las ma√Īanas en tu correo electr√≥nico las noticias m√°s importantes de Chihuahua. Da clic aqu√≠, es gratis

La maestra Karina G√≥mez es conocida por realizar campa√Īas para convocar a padrinos para que apoyen a estos alumnos con alimentos mes a mes, encarg√°ndose incluso de comprar los v√≠veres y de cocinarlos para ellos.

En entrevista, comparte a El Heraldo que las instalaciones del albergue denominado ‚ÄúCasa del Estudiante Ind√≠gena‚ÄĚ, han avanzado en un 70% aproximadamente, luego de que tuviera que volver a ser construido tras sufrir un incendio en noviembre de 2018.

Mientras tanto los estudiantes indígenas habían estado viviendo durante la semana en un albergue que es destinado a los jornaleros, pero ahora con la pandemia no han podido bajar de sus comunidades a Carichí.

La lejanía de sus lugares de origen tradicionalmente ha impedido que vayan y vengan a diario, por lo que sólo se iban los fines de semana con sus familias a la sierra.

En estos tiempos de contingencia, el Director de la Secundaria Técnica 22 se encarga de visitarlos y llevarles los cuadernillos de estudio para que los respondan, sin embargo tienen que hacerlo sin la impartición de una clase o asesoría.

Y es que dichos estudiantes no tienen luz en sus hogares ni televisión, mucho menos una computadora e internet, por lo que no tienen manera de observar sus clases a través de una pantalla como en el caso de los menores de la zona urbana.

La docente de la Secundaria T√©cnica 22, Karina G√≥mez, comparte que como maestros est√°n limitados a los lineamientos que marque la Secretar√≠a de Salud y aunque ha propuesto dar clases presenciales a grupos peque√Īos, ha sido imposible que le den luz verde.

A la preocupación de Karina se suma la de los padrinos que le preguntan constantemente por sus ahijados, pues han unido esfuerzos para lograr darles una alimentación sana que les ayude en el aprovechamiento escolar, y en este momento nada pueden hacer.

Pese a la enorme necesidad de la construcci√≥n del albergue, el atraso fue inaudito por parte del Gobierno del Estado. Fue hasta un a√Īo tres meses despu√©s que empezaron con la reedificaci√≥n. En este momento ya deber√≠a estar concluido y listo para recibir a los menores ind√≠genas en cuanto la Secretar√≠a de Salud lo permita.

El 21 de enero del a√Īo pasado, el Gobierno del Estado hab√≠a anunciado que en tres o cuatro meses estar√≠a listo.

Te puede interesar:

Deja un comentario